Volando en globo sobre las tumbas y templos de la antigua Tebas, Luxor, Egipto
| | |

Amanecer sobre Lúxor en globo

Sonó el despertador a las 2:30 de la madrugada, sin duda ese día fue uno de los más intensos… Nos pasaron a buscar por la recepción del crucero a las 3 de la madrugada para ir a ver amanecer sobre Lúxor en globo aerostático.

Fuera nos esperaba un minibús. Fuimos los primeros y tras recoger a varios pasajeros más en sus hoteles, llegamos hasta un embarcadero. Me sorprendió la cantidad de minibuses que habían allí aparcados. Tras bajar nos dieron indicaciones para que nos agrupáramos y fuéramos subiendo en barcas.

En el embarcadero de Lúxor, Egipto.
En el embarcadero de Lúxor, Egipto.

A Jose le llamaron la atención porque estaban grabando en vídeo. Había un cámara con nosotros que iba grabando a todas las personas del grupo y ese era el motivo, querían que les compráramos el vídeo.

Una vez estuvimos todos sentados nos ofrecieron café o te, y mientras lo tomábamos la barca motora nos llevó a la orilla oeste del Nilo.

Una vez en la orilla nos recogió de nuevo otro minibús que nos llevó hasta un descampado donde estaban preparando los globos.

En el embarcadero de Lúxor tomando café poco antes de subir en el globo aerostáticos
En el embarcadero de Lúxor, tomando un café antes de subir en el globo
En el enlace puedas reservar, sin un coste adicional para ti, tu experiencia en globo en Lúxor, sobrevolando la orilla oeste del Nilo y contemplando sus monumentos antiguos. Incluye recogida, traslados, café y certificado de vuelo. Al reservar a través de este enlace y al mismo tiempo contribuyes al mantenimiento de mi blog y que pueda seguir creando contenido👇
Reserva tu paseo en globo sobre Lúxor al amanecer

Mi experiencia en globo sobre Lúxor, Egipto.

El llenado de los globos aerostáticos en Luxor, Egipto
El llenado de los globos en Lúxor, Egipto

Lo primero que hicieron al llegar a la explanada, fue indicarnos dónde estaban los baños y después nos separaron por grupos. Al rato a la gente de nuestro grupo nos hicieron hacer un círculo cogiéndonos de la mano y luego dar vueltas, en una especie de «corro de la patata» pero sin cantar nada.

Mientras dábamos las vueltas creo que la gran mayoría teníamos una mezcla de sentimientos entre de regreso a la infancia, de ridículo y divertido, todo a la vez, hasta que empezaron las risas y mientras nos grababan en vídeo. Pero funcionó, después del corro de la patata todos teníamos dibujada en la cara una gran sonrisa.

Mi nerviosismo iba creciendo mientras los globos se iban hinchando y cada grupo se acercaban a cada uno de ellos, en breve iban a subir.

Un poco antes del despegue de los primeros globos en Luxor, Egipto.
Poco antes del despegue de los primeros globos en Lúxor, Egipto.

Habrían unos veinte o más repartidos por todo el descampado. Aunque todavía estaba muy oscuro, las llamaradas del gas los delataban.

Al ratito las personas empezaron a subir a las cestas de los globos, unos agujeros en los laterales de las cestas facilitaban subir sin demasiado esfuerzo. Y poco después empezaron a salir un globo tras otro. Surcaron el cielo los primeros los globos, y se fueron elevando más y más, iluminando el oscuro cielo.

Cada vez que los pilotos le daban al gas, los globos se iluminaban enteros y parecían bombillas gigantes en el cielo. La imagen era bellísima y mi corazón iba a mil por hora.

¡Era todo un espectáculo ver los globos iluminados en el cielo!

El despegue de uno de los globos en Luxor, Egipto.
El despegue de uno de los globos en Lúxor, Egipto.

¡Después de la segunda oleada de ascensos llegó nuestro turno!

Primero estiraron la lona en el suelo y en seguida llegó una furgoneta con la cesta, que dejaron junto a la lona, para después atarla a ella con unas cuerdas.

Mientras, otros operarios levantaban la lona y mediante unos grandes ventiladores la iban llenando de aire.

El llenado del globo en Luxor, Egipto.
El llenado del globo en Luxor, Egipto.

Después ataron la lona a la cesta tumbada y con el quemador de gas siguieron llenándola de aire caliente. Empezó a hincharse y a elevarse hasta que poco después se levantó por completo y la cesta se puso derecha.

Estaba tomo muy organizado, sin prisas pero sin pausas, me pareció todo muy rápido.

Llenado de los globos antes del amanecer en Luxor, Egipto.
Llenado de globos antes del amanecer en Lúxor, Egipto.

Al llegar las primeras luces del día, mi nerviosismo crecía porque quería ver salir el sol desde arriba del globo.

Cuando estuvo prácticamente inflado nos dieron algunas normas de seguridad, como que en el momento del aterrizaje debíamos agacharnos.

El organizador, José y yo momentos antes de subir, con los globos de fondo en Luxor. Egipto.
Uno de los organizadores, Jose y yo antes de subir al globo en Lúxor. Egipto.

Nos hicieron formar dos filas, una a cada lado.

Se respiraba el nerviosismo en el ambiente, a pesar de que éramos un grupo de diferentes nacionalidades, pero aun así y a pesar de los diferentes idiomas… Las sonrisas nerviosas y las miradas cruzadas nos delataban.

Llenado de los globos al amanecer sobre la antigua Tebas en Luxor, Egipto.
Llenado de los globos al amanecer sobre la antigua Tebas en Luxor, Egipto.

Poco después llegó el momento de subir a la cesta. Yo lo hice de las primeras, y en muy poco estábamos todos dentro.

Seríamos unas veinte personas abordo. Soltaron las cuerdas que sujetaban la cesta al suelo, el capitán del globo empezó a darle gas y comenzamos a elevarnos.

Mientras nos íbamos elevando poco a poco, abajo, en el mismo espacio en el que habíamos estado empezaron a preparar un nuevo globo.

En el aire con el globo aerostático, Luxor. Egipto
En el aire con el globo aerostático, Lúxor. Egipto

Llevaba puesto un cortavientos porque por las noches solía hacer un poco de fresquito en Luxor. Estaba muy cerca del quemador y cada vez que el capitán le daba al gas se notaba el calorcito mientras ascendíamos más y más.

El globo se elevaba sobre la rivera oeste de Lúxor suavemente. La sensación era la de subir en un ascensor silencioso, aunque de vez en cuando el silencio se rompía con el rugido de los quemadores.

En el globo con la llamarada del gas cuando el abría el capitán el gas, para seguir volando sobre Luxor, Egipto.
Los quemadores del globo aerostático sobre Lúxor, Egipto.

¡Fue muy emocionante ver los campos y el desierto de Tebas!

Con las primeras luces del día ya se veían algunos templos y sus sendas de acceso. Incluso vi reunidos algunos de los guardias en el Valle de los Reyes.

Era muy agradable la sensación de flotar en el aire, el sentir la suave brisita en la cara y la paz que se siente cuando se hace el silencio. En pocos minutos nos situamos sobre la necrópolis de la antigua Tebas.

Sobrevolando en las primeras luces del día la necrópolis de la antigua Tebas. Egipto.
Sobrevolando la necrópolis de la antigua Tebas en las primeras luces del día, Egipto.

Y lentamente fue amaneciendo, empezó a clarear el día y por fin vi salir el sol hacia el este de Lúxor, con un deslumbrante reflejo sobre las aguas del Nilo.

Estaba muy feliz por haber podido disfrutar de la salida del Sol desde el aire a bordo del globo aerostático.

El bonito amanecer sobre el Valle de los Reyes en globo aerostático
Bonito amanecer sobre el Valle de los Reyes en globo aerostático

Desde lo alto se veían perfectamente las entradas a las tumbas excavadas en la roca de la montaña. El templo de la faraona Hatshepsut con su camino de acceso iluminado. Al lado mismo el Valle de los Reyes que parecía un enorme queso gruyere por los agujeros de las tumbas, el cual visitaría en apenas unas horas tras el paseo en globo.

También vi el Valle de los Artesanos con su poblado, el Valle de las Reinas, el Ramesseum, el templo funerario del faraón Ramsés II. A los Colosos de Memnón también los vi, ya que el globo descendió luego bastante.

Debido a que la cesta del globo fue girando durante el vuelo, ello nos permitió a todos ver los templos.  Desde luego las imágenes que había visto anteriormente no le hacían justicia a la fantástica visión que teníamos, no se si porque ese día estaba la atmosfera muy limpia o porque al natural las superaban con creces.

Vista aérea de las ruinas antiguas de Ramesseum, Luxor, Egipto
Vista aérea de las ruinas del antiguo Ramesseum, Lúxor, Egipto

Estuvimos casi una hora en el aire, cuando nuestro globo empezó a descender.
La experiencia fue muy bonita, y desde luego la recomiendo sin dudarlo.

También puedes disfrutar de la experiencia del paseo en globo sobre Lúxor dentro de un pack que incluye crucero de cuatro días de 5 estrellas por el Nilo en pensión completa, incluye transporte, guía en español a los templos de Karnak y Lúxor, el Valle de los Reyes, el templo de Hatshepsut, los colosos de Memnon, el Templo de Horus en Edfú, los templos de Kom Ombo, incluyendo además excursión a los templos de Abú Simbel, paseo en una faluca por el Nilo y paseo en globo aerostático. Hacer la reserva a través de este enlace no tiene un coste adicional para ti y al mismo tiempo contribuyes al mantenimiento de mi blog 👇
Crucero por el Nilo de cuatro días desde Lúxor con globo y Abú Simbel
En el globo aerostático sobrevolando Tebas, Luxor, Egipto
Poco después de salir el sol a bordo del globo sobrevolando Tebas, en Lúxor, Egipto

El aterrizaje fue en sobre un campo, donde unos operarios que ya nos estaban esperando ayudaron al globo a que se posara lo más cerca posible de un camino. Tras bajar de la cesta, todo el grupo caminamos unos pocos metros por la tierra arada del campo hasta llegar al camino donde nos estaban esperando los minibuses.

La misma persona que nos vino a buscar al crucero fue la que estuvo pendiente de nosotros durante toda la experiencia, y con la que me fotografié antes de subir al globo. Antes de iniciar el viaje de regreso a nuestros respectivos alojamientos, nos repartió los diplomas acreditando la hazaña.

El minibús nos dejó en el embarcadero para cruzar de nuevo el Nilo hacia la orilla este, mientras admirábamos algunos globos que todavía nos sobrevolaban. En la otra orilla de nuevo otro minibús nos llevó hasta nuestro crucero, para desayunar y recoger el equipaje.

En el embarcadero de Luxor de vuelta al Nile Ruby.
En el embarcadero de Lúxor de vuelta al Nile Ruby.
Te dejo varias actividades sin coste adicional para ti, y de la experiencia del paseo en globo sobre Lúxor, o un día completo de visita a Lúxor, y así puedas contribuir al mantenimiento de mi blog:
 

Deseo haberte hecho disfrutar de la lectura y que te haya resultado útil mi experiencia. Si te apetece seguir leyendo me puedes acompañar en la visita a La Necrópolis Tebana en Lúxor.
Si dejas algún comentario, será bienvenido. También lo puedes compartir en tus redes sociales, dando a conocer este artículo y mi trabajo en mi blog de viajes.

Notas viajeras

Hay varias horas de salida a las que se puede contratar el viaje en globo, pero ten en cuenta que sólo en las primeras podrás ver la salida del sol desde arriba del globo.

Encuentra tu hotel en Lúxor:

Booking.com

Suscripción

Suscríbete gratis a La Bitácora y recibe un aviso cuando publiquemos nuevas entradas...



Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *