Menu

En Nápoles se nos terminó el efectivo y tuvimos que pasar por el cajero automático. Ya llevábamos dos noches, el tiempo suficiente para poner algo en duda las buenas intenciones de amigos y conocidos que nos advirtieron con tanta insistencia de la peligrosidad de la ciudad ¡Consiguieron ponernos el miedo en el cuerpo! Y con ese montón de […]

Seguir leyendo la bitácora...

Fuimos a Pompeya a primera hora de la tarde. La visita la apuramos al máximo, hasta que nos cayó la noche, un poco antes del cierre y cuando ya veíamos menos que “Pepe leche” no tuvimos más remedio que irnos. Aprovechamos el trayecto del tren para almorzar con los bocadillos que llevamos en las mochilas. Como íbamos […]

Seguir leyendo la bitácora...

Herculano (Ercolano en italiano) no era una ciudad de vacaciones como lo fue Pompeya, sino una ciudad comercial y residencial. En Herculano no hay circo o anfiteatro, ni tampoco grandes palacios, ni siquiera grandes templos. A mi me enamoró antes de conocerla y después mucho más. Posee mucho encanto y unos frescos con unos colores muy intensos con un realismo sorprendente, y me dio la impresión de que está mejor conservada que Pompeya.

Seguir leyendo la bitácora...

Se conoce la belleza, la cultura y las artes de Nápoles, pero pocos saben sobre la apasionante historia del subsuelo napolitano. Desde hace unos años, gracias a la obra de la Asociación Napoli Sotterranea, y su labor en la restauración del subsuelo, hoy conocemos más de su historia.

Seguir leyendo la bitácora...