Menu

Desayunamos sin prisas, ya que era nuestro último día en Marruecos. Tenía muchas ganas de volver a casa, ya llevábamos dieciséis días y sinceramente necesitaba volver a mi casa, ver a mis seres queridos y rodearme de mis cosas, etc. Marruecos me resultó por momentos demasiado intenso y en ocasiones repetitivo.

Seguir leyendo la bitácora...

Lo ideal en la visita es perderse por sus calles y pequeñas plazas, caminar sin rumbo y dejarse envolver por el encanto de la ciudad. Cuando estas allí entiendes por que hay tantos pintores que vuelven una y otra vez a pintar en sus calles.

Seguir leyendo la bitácora...

La madrasa Bou Inamia desde sus inicios se convirtió en uno de los centros intelectuales más importantes de Marruecos. Recuerda al palacio nazarí de Granada, de hecho en él se utilizaron las mismas técnicas de construcción, con bonitos estucos, techos de madera con estrellas talladas, decorados zócalos en las paredes, y los típicos azulejos con formas geométricas.

Seguir leyendo la bitácora...

Fez es una de las cuatro ciudades imperiales junto a Meknés, Marrakech y Rabat, y es la tercera ciudad de Marruecos. Está considerada la capital espiritual y cultural del país. Su medina es una de las mejores conservadas y una de las más grandes del mundo. Con sus doce siglos de antigüedad, Fez es una de […]

Seguir leyendo la bitácora...

La ciudad Imperial de Meknés lo es porque Moulay Ismaïl reinó en ella. El sultán alauita espolió las ruinas de romanas de Volubilis y Marrakech para embellecer Mequinez. Tras su muerte, ningún otro sultán reinó desde ella. Fez pasó nuevamente a ser la nueva ciudad Imperial, y Meknés entró en decadencia, sirvió al sultán de turno como fin de etapa entre Fez y Rabat.

Seguir leyendo la bitácora...

El famoso Cèdre Gouraud, que está a sólo unos 10 km de Azrou y 80 km de Fez, tiene 40 metros de altura y alcanzó los 800 años de edad, está seco, murió en 2003... La cuidad de Ifrane, nada tiene que ver con el resto de Marruecos, las casas y las zonas ajardinadas de la ciudad se parecen más a cualquier cuidad alpina europea, que a una ciudad marroquí.

Seguir leyendo la bitácora...
El burro aparcamiento de Rissani.

Muchos viajeros sólo están de paso por Rissani, de camino al desierto de Merzouga, y los que nos detenemos... encontramos una ciudad con la vida y las costumbres del profundo Sur...

Seguir leyendo la bitácora...