Menu

Sobrevivir al Ramadán en Marruecos

Un mes después de haber comprado los billetes nos dimos cuenta que íbamos a visitar Marrakech en Ramadán ¡Entramos en pánico! Y para colmo nos costó un montón encontrar información sobre el tema… ¡Que haya tranquilidad! Al final no resultó para tanto.

Por lo que leí no había termino medio, se evitaba ir en Ramadán porque durante el día todo funcionaba con más lentitud de lo habitual… o se prefería viajar en Ramadán porque las noches son festivas y además hay menos turistas.

Mi miedo era que fuera complicado buscar un lugares donde comer en Marrakech o donde fuéramos… ¡Para nada! Es cierto que algunos bares estaban cerrados y que por el día esta casi todo a medio gas, pero la mayoría están abiertos, los museos cumplen sus horarios, etc., sin problemas.

La medina de Marrakech en Ramadán por la mañana.

La medina de Marrakech en Ramadán por la mañana.

Siempre es muy interesante hacer una visita guiada para tomar contacto con una ciudad. Después de todo lo que aprendes luego ya vas a tu aire, así no sólo conoces ya los sitios principales sino que además aprendes a desenvolverte con sus gentes. Los consejos de un guía son mucho más valiosos cuando además estamos hablando de una cultura diferente, si es tu primera vez en un país tan distinto como Marruecos diría que incluso es imprescindible. Después de revisar varias visitas guiadas, te dejamos aquí un enlace para reservar una de las más recomendadas:

Reserva aquí una visita guiada por Marrakech

 

Lo positivo de visitar Marruecos en Ramadán

Hay menos turistas, lo que se agradece, porque no me gustan los lugares masificados, sobre todo odio las colas y si son largas más.

La mujeres rezando en la parte detrás.

La mujeres rezando en la parte detrás.

Después de oscurecer muchas familias se reúnen para cenar y después se van a rezar juntas, eso si, separadas por sexos. Los hombres delante y las mujeres detrás. Impresiona ver el dispositivo policial que se monta en la Gran Plaza de Marrakech (Jamaa el Fna), incluso se corta la calle.

Las calles están alumbradas con farolas de luces de colores, dan un ambiente alegre y festivo.

Por la noche en muchos locales sirven comida típica del Ramadán, especial para esas fechas. También se comen muchos dulces.

Los vendedores son menos insistentes, no agobian. Y parece que muchas personas dejan la compras para la noche y el ambiente es muy alegre, se ven a más locales sonrientes comprando que a turistas, sobre todo a más mujeres marroquíes que hombres. Comprado de todo, desde telas a pasteles, zapatos, etc. Me recordaron a las rebajas o compras navideñas en la que se tiene la sensación de que la gente se echa a la calle a comprar regalos.

La calle cortada y ellos rezando en la parte de arriba, más cerca de la puerta que ellas.

La calle cortada y ellos rezando en la parte de arriba, más cerca de la puerta que ellas.

Lo negativo de visitar Marruecos en Ramadán

Por el día parece que esta todo a medio gas o cerrado. A primera hora de la mañana muchas tiendas estaban cerradas.

Una hora antes de la puesta de sol conducen como locos ¡Parece la ciudad sin ley! La gran mayoría tiene mucha prisa en llegar a casa y hacer la primera comida con su familia, porque al terminar el día de oración se celebra con la familia.

Esauira es una ciudad costera con mucho encanto (más información aquí) y no tan turística como Marrakech o Fez. Desde Marrakech se ofrecen excursiones de un día a Esauira para pasar el día y la gran mayoría va con la expectativa de comer pescado en las casetas, pues bien… a medio día en Ramadán están cerradas, eso sí, hay otros restaurantes abiertos para turistas.

Las casetas donde preparan el pescado en Ramadán al mediodía están cerradas

Las casetas donde preparan el pescado en Ramadán al mediodía están cerradas

Mis sugerencias después de la visita:

  • En el zoco por el día estaba algo apagado, hay poca gente comprando y es evidente que los vendedores están cansados. La impresión que me dió en general, es que muchos cambian la noche por el día…. y cuando se hacía de noche parecía que renacían y todo en general está mucho más animado.
  • Por las noches tanto en el zoco como en la plaza Jemma-el-Fna hay más ambiente, es evidente que las compras se hacían pasadas las 20 horas locales, hay muchas mujeres haciendo la compra del día, recomiendo visitar el zoco a esas horas porque está lleno de vida.
  • Los vendedores en esta ocasión me agobiaron menos. Aparte de ser mi segundo viaje a Marrakech y que ya sabía que no les tenía que hacer caso para quitármelos de encima, es posible que estuvieran bajo mínimos de energía y por lo tanto habían menos.
  • Si se va a visitar Marrakech durante un puente o un fin de semana largo, da igual que la visita sea en Ramadán. Otra cosa es si se trata de un viaje más largo y a ciudades menos turísticas, dependiendo del itinerario aquí puede afectar más.

 

Te dejo aquí otras opciones para conocer Marrrakech con una guía, muy recomendables, desde un tour rápido de tres horas y hasta otro supercompleto de un día entero:

 

NOTAS VIAJERAS

  • Marrakech es una de la ciudades más turísticas de Marruecos, siempre hay algo abierto, también en Ramadán.
  • ¡OJO! Durante el Ramadán se cambia el horario al de invierno para hacerlo más llevadero, y cuando se acaba… vuelven al horario de verano.
  •  

2 Comments

  1. Javier Medina

    Muy interesante este artículo. Lo tendremos en cuenta para un futurible viaje.

    • La Bitácora

      ¡Ojala que sea pronto! Este año el Ramadán empieza el 4 de mayo.
      Un cordial saludo

Escribe un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.