Rissani y su mercado

El burro aparcamiento de Rissani.

Rissani es otra ciudad administrativa al este de Marruecos, creada por los franceses para el control y la administración de las numerosas kasbahs y los oasis del Tafilalet.

Eso sí, Rissani es muy poco turística, y eso se nota al pasear por sus calles, pero sobretodo por el mercado, donde los productos que se venden son para los locales y no para los turistas. Además la gran mayoría de sus habitantes se mueven a pie, en bicicleta y en burro.

¡En pleno agosto y no muestra ni las manos!
¡En pleno agosto y no muestra ni las manos!

La proximidad del desierto se nota, el aire es muy tórrido y seco. Aquí en Rissani termina el valle del Ziz, por supuesto regado por el río del mismo nombre.

Algunas mujeres van de negro y muy tapadas con burka, llama la atención que algunas si y otras no, y que muchas de las niñas vistan de modo más occidental.

Es fácil ver mujeres en la calles de Rissani.
Es fácil ver mujeres por la calles de Rissani.

Una gran mayoría de viajeros sólo van de paso a Rissani, de camino al desierto de Merzouga, y los que nos detenemos… encontramos una ciudad con la vida y las costumbres del profundo Sur, donde la mayoría de sus habitantes se desplazan en burro.

El burro aparcamiento de Rissani.
El burro-aparcamiento un día de mercado en Rissani.

APUNTES DE HISTORIA

Cuando se visita Rissani se en encuentra un pueblo humilde de gente trabajadora, y nada hace presagiar que en sus cercanías están las ruinas de lo que un día fue un importante pueblo. Lamentablemente la falta de inversión y el avance del desierto está causando estragos.

Muy cerca de la actual Rissani, a las afueras de la ciudad, se fundó la ciudad de Siljilmassa, se cree que es de origen romano, por lo tanto es una de las más antiguas de Marruecos.

La ciudad de Siljilmassa, Marruecos
La ciudad de Siljilmassa, Marruecos

En el siglo X gracias al comercio caravanero fue capital del reino. Fue conquistada por el Califato de Córdoba, un tiempo después recuperó su independencia. En el siglo XI fue conquistada por los Almorávides, después por Almohades y Meriníes.

Finalmente en el siglo XIV atacada por tribus árabes que arrasaron toda la ciudad de Siljilmassa, dispersándose la población por el valle. En el siglo XVII en este valle nació la dinastía Alauita, a la que pertenece el actual rey de marruecos.

El Tafilalet
El Tafilalet, en el zoco Ksar, cerca de las ruinas de Sijilmassa

Como de la madre de Rachid, nuestro tuareg acompañante, a la que visitamos el día anterior e insistió que volviéramos al día siguiente, la visitamos antes de ir al mercado del domingo.

Cuando llegamos la madre de Rachid nos invitó a tomar el té con pastas hechas por ella, y una caja con más pastas para llevar, que por cierto nos comimos esa misma noche en Todra junto con el té de después de cenar.

Cuando nos íbamos me regaló un collar suyo; me quedé de piedra, no me lo esperaba, y era evidente que en su hogar no nadaba en la abundancia… más bien todo lo contrario.

Puesto de hierbas en el mercado de Rissani.
Puesto de hierbas en el mercado de Rissani.

LA VISITA AL MERCADO

Los talleres de hierro en el mercado de Rissani.
Los talleres de herrería en el mercado de Rissani.
Rejas a la venta en el mercado de Rissani
Rejas
Herramientas a la venta en el mercado de Rissani
Herramientas

Después de despedirnos de la madre de Rachid, nuestro tuareg acompañante, nos fuimos a visitar el famoso mercado de Rissani

En los alrededores hay también talleres donde se trabaja el hierro.

En muchas de las partes del mercado es muy evidente la falta de mantenimiento, en concreto la pared donde están apoyadas las herramientas se ven hasta muros de adobe y paja, le hace falta un buen lúcido a la pared.

La gran mayoría que hacemos una parada en Rissani visitamos el zoco, el mercado es uno de los más famosos de la zona si coincide con el día de mercado, martes, jueves y domingos, donde se vende ganado, artesanía, etc.

Puesto de hiervas y otras cosas en el mercado de Rissani.
Puesto de hierbas y otras cosas en el mercado de Rissani.

El mercado de Risani es un buen lugar para comprar dátiles. ¡Estamos en la antigua capital de Tafilalet!

El oasis más grandes de Marruecos está aquí. Los dátiles son muy utilizados en la cocina marroquí y la gran mayoría son de esta zona.

Comprando los famosos dátiles en el mercado de Rissani.
Comprando los famosos dátiles en el mercado de Rissani.

Nosotros compramos unas cajas para regalar a los amigos y familiares.

¡Por cierto nos arrepentimos de no haber comprado más cajas de dátiles!

Señora en el mercado de Rissani.
Señora en el mercado de Rissani.

Los turistas europeos que visitamos los mercados nos ponemos las manos en la cabeza cuando vemos la carne expuesta y sin refrigeración. Pero la carne es del día y natural, y no hormonada y con polvos para que se conserve y parezca fresca…

Uno de los carniceros en el mercado de Rissani.
Uno de los carniceros en el mercado de Rissani.

Me llamó la atención que había un puesto de venta y reparación de calzado donde trabajaba también un aprendiz, desde luego de cierta manera era como un regreso al pasado.

Puesto de zapatos en el mercado de Rissani
Puesto de zapatos en el mercado de Rissani.

En uno de los puestos del mercado compramos una pizza familiar recién hecha y nos fuimos a otro local a comérsela.

Habían varios puestos, por lo tanto… es porque la pizza es muy popular.

Puesto de pizza en el mercado de Rissani
Puesto de pizza en el mercado de Rissani.

Parece que es algo muy habitual la pizza en Rissani, y también el ir a otro local donde consumimos la bebida y unas olivas, lo que diríamos en España ir de sobaquillo (de bocadillo). Rara es la comida en la que no te sirvan aceitunas, no se si será una herencia morisca o al revés.

Puesto en el mercado de Rissani
Puesto en el mercado de Rissani

La sensación que dió es que los burros estaban bien cuidados, de hecho los burros son muy importantes para una gran mayoría en su forma de vida y al igual que aquí en épocas pasadas, gracias a los burros se desplazan. Los burros también les facilitan el trabajo en la huerta y un largo etc.

El apeadero de burros del mercado de Rissani.
El apeadero de burros del mercado de Rissani.

El apeadero de burros, también es una parada obligada, está en un descampado detrás del mercado donde los dejan su burro los para ir a comprar o vender en el mercado. La gran mayoría llegan desde los oasis y muchos de ellos son nómadas.

La fachada exterior del mausoleo de Moulay Ali Cherif
La fachada exterior del mausoleo de Moulay Ali Sherif.

El mausoleo del Mulay Ali Sherif

A dos kilómetros de Rissani se encuentra el mausoleo del Mulay Ali Sherif, que fue el padre de Mulay er Rahid, quien fundó la dinastía alauita a la que pertenece el actual rey de Marruecos, y de la madre ni pío, no se menciona.

El patio del mausoleo del Mulay Ali Sherif
El patio del mausoleo del Mulay Ali Sherif

No quiero ser irrespetuosa, pero que te lleven a ver la tumba de alguien, que ni te va ni te viene, y después lo puedes visitar parte del recinto, porque está vetado a los no musulmanes, ya me estaba saturando…

La mezquita del mausoleo del Mulay Ali Sherif
La mezquita del mausoleo del Mulay Ali Sherif.

Se puede recorrer el pasillo y pasear por el pequeño jardín.

La puerta del mausoleo del Mulay Ali Sherif
La puerta del mausoleo del Mulay Ali Sherif.

Es algo parecido a que te lleven a ver una catedral, iglesia, ermita abadía, etc. y solo te permitan ver su fachada…. no puedas entrar a ver nada.

Todos sabemos que las mezquitas tienen prohibidas las imágenes, pero sí se pueden admirar bellos motivos geométricos y florales en techos, molduras ventanas, lámparas etc.

El pasillo del mausoleo del Mulay Ali Sherif
El pasillo del mausoleo del Mulay Ali Sherif.

¡Pues ya que vas hasta allí, porque está en el paquete turístico…. lo suyo es que se quiera ver todo! Es muy incomprensible y más en una cultura en la que es tan importante la religión, que los guías espirituales prohíban la entrada y se nos vea como una amenaza… a excepción de Turquía, pero bueno, es lo que hay.

La puerta de la mezquita del Mulay Ali Sherif
La puerta de la mezquita del Mulay Ali Sherif.
Lo irónico de todo esto es que muchos musulmanes que conocí presumen de que la religión musulmana es la del amor, desde luego se aprecia claramente el respetuoso amor en muchas mujeres marroquíes que van tapadas hasta las cejas, y aun más en la ancha línea de amor que hay entre hombres y mujeres en las mezquitas durante los rezos. ¡Muchísimo amor!

Deseo haberte hecho viajar por el  profundo Marruecos y que hayas pasado un ratito agradable de lectura.

Si quieres hacer algún comentario o aportación, será muy bienvenido.

¡Gracias y felices viajes!

 

NOTAS VIAJERAS

Estos últimos años a Rissani se acercan cada vez más turistas, y con ellos la pérdida de autenticidad y la picaresca de los vendedores… Incluso ofrecen visitas guiadas a las ruinas, mercado, apeadero de burros, y hasta visitar la casa de una auténtica familia. ¡Pero esto también forma parte del progreso y la globalización!

 

MAPA INTERACTIVO

 

SUSCRIPCIÓN

Suscríbete gratis a La Bitácora y recibe un aviso cuando publiquemos nuevas entradas...



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *