Menu

Ostia Antica, el antiguo puerto de Roma

Ostia Antica está a tan solo 25 km al oeste de Roma. En los tiempos de la República Romana y del Imperio Romano Ostia Antica vivió su mayor esplendor. Centenares de miles de personas confluían en su puerto, procedentes de todos los lugares del Imperio Romano. El puerto de Ostia fue ampliado y modificado por cada emperador deseoso de dejar en él sus huellas. Ostia Antica viene a ser una especie de museo de dinastías antiguas. Entre las ruinas más celebres: el foro y el teatro. donde se ofrecen a veces representaciones de opera.

Cartel informativo de Ostia Antica

Cartel informativo de Ostia Antica

Ostia Antica llegó a tener una población de 100.000 habitantes en la época de los emperadores romanos, en la ciudad vivían comerciantes llegados de todo el imperio romano, pero no sólo habían mercaderes, también marinos, artesanos, etc. Desde Ostia Antica se llegaba a Roma por el río Tiber, éste era el puerto natural de Roma, que estableció en Ostia Antica una base militar para protegerse de los ataques de sus enemigos, que algún susto le dieron a más de un emperador.

En el puerto de Ostia Antica era habitual el transporte de esclavos y de mercancías que llegaban o salían del Imperio. Conoció una actividad frenética, hasta el siglo IV cuando empezó su declive por una epidemia de malaria y también porque el comercio se desplazó al vecino puerto de Portus situado al nordeste.

Hostelerías, termas, villas patricias, templos, fuentes, almacenes y factorías de negociantes en grano, muestran su rostro en medio de una lujosa vegetación mediterránea. Algunas mansiones patricias conservan hermosos mosaicos policromados.

En Ostia, los arqueólogos descubrieron que los primeros edificios de viviendas de protección oficial  del mundo. estaban divididos en departamentos, y estaban orientados, al contrario que las villas patricias, hacia la calle.

En Ostia, los arqueólogos descubrieron que los primeros edificios de viviendas de protección oficial  del mundo. Estaban divididos en departamentos, y estaban orientados, al contrario que las villas patricias, hacia la calle.

La ciudad fue abandonada progresivamente, por una parte provocaba verdaderos estragos en la población y, por otra, debido a que la rada se fue cubriendo de arena y nuestros antepasados no sabían cómo evitarlo.

Enterrada en arena durante siglos, Ostia Antica es hoy uno de los testimonios más ricos de la Antigüedad.

En Ostia es el lugar donde los arqueólogos han podido hacerse una idea casi exacta de lo que fueron los primeros edificios de viviendas de protección oficial  del mundo. Las insulae, casas de renta de tres o cuatro pisos, pero que podían alcanzar ocho pisos, cuyos niveles estaban divididos en departamentos y estaban orientados, al contrario que las villas patricias, hacia la calle.

Calle de Ostia Antica

Calle de Ostia Antica

LA VISITA

Terme di Nepttuno de Ostia Antica 

Terme di Nepttuno de Ostia Antica

El acceso es fácil con la línea ferroviaria saliendo de la estación de Metro Magliana, salen cada hora. 

Desde la estación está muy cerca (sobre 1 Km) y está bien indicado.

Habíamos leído que el recinto era grande, pero no nos esperábamos que fuera tan enorme, sólo vimos una cuarta parte de lo que hay.

Bueno, ahora tenemos una buena escusa para volver a la Ciudad Eterna y poder terminar la visita a Ostia.

Me llamó la atención que los mosaicos que vimos eran en blanco y negro, no tenían color, pero aun así me parecieron maravillosos.

La ciudad no es tan espectacular como lo puede ser Pompeya o Herculano, pero aun así, si se dispone de tiempo bien merece la visita, en parte porque es poco conocida y es un remanso de paz si lo comparamos con la ruidosa y caótica Roma.

Estuvimos paseando por las calles de la ciudad de Ostia Antica hasta que se hizo casi de noche, fue una grata sorpresa la vista a Ostia Antica porque sinceramente no esperábamos encontrarnos con una gran ciudad.

No hay mucha información de este Parque Arqueológico y además estuvimos apunto de no ir para pasar más tiempo en Villa Adriana, después de la visita, agradecimos que continuáramos el plan trazado desde casa y finalmente fuéramos porque disfrutamos de cada rincón de esta histórica ciudad, casi la visitamos en solitario.

El teatro de Ostia Antica, donde a veces representaciones de opera

El teatro de Ostia Antica, donde a veces representaciones de opera

Volvimos en metro hasta nuestro alojamiento, y decidimos que en la última noche en Roma nos íbamos a permitir el lujo de cenar en un restaurante del barrio del Ghetto. Pedir la cena fue una aventura: el primer plato sabía que era pasta con guarnición ¿cuál? quién sabe. Para el segundo plato creí pedir pulpo y me sirvieron albóndigas de carne. Aunque estaban riquísimas las albóndigas, me quedé con las ganas de comer pulpo…

El paseo de después de cenar fue corto, estábamos muy cansados y caminamos hasta llegar a Santa María in Trastevere; habíamos tenido un día muy largo con las visitas de Villa Adriana y Ostia Antica, y al día siguiente nos esperaba Florencia.

 

Deseo haberte hecho pasar un ratito divertido de lectura y si quieres hacer algún comentario o aportación, será bienvenido.
¡Gracias y felices viajes!

 

NOTAS VIAJERAS

  • Pagina web del parque Arqueológico de Ostia Antica (pincha aquí)

 

MAPA INTERACTIVO

 

SUSCRIPCIÓN

Suscríbete gratis a La Bitácora y recibe un aviso cuando publiquemos nuevas entradas...



2 Comments

  1. Carlos

    No conocía este lugar y con tan curioso nombre.
    Bonitas viviendas de protección oficial de la época. Y bonitos mosaicos. Lo de las albóndigas y el pulpo ya más para un capítulo de surrealismo gastronómico. Un saludo y gracias por compartir

    • La Bitácora

      Me alegra haberte mostrado Ostia Antica.

      Muchas gracias por comentar Carlos

      Un cordial saludo

Escribe un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.