La Catedral de Monreale y el Monasterio Benedictino, Sicilia

El patio del Monasterio Benedictino

En Monreale (Sicilia) hay un extraordinario Monasterio Benedictino y una de las catedrales más bonitas que he visto: la Catedral de Monreale (Il Doumo di Murriali en siciliano). Es de los últimos edificios de arte normando de Sicilia. Está a tan solo 8 km de Palermo.

En el año 2015 la Catedral de Monreale junto con la catedral de Cefalú y el conjunto del Palermo árabe-normando, fueron incluidos en la lista de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La catedral es una de las maravillas de la Edad Media y del arte árabe-normando del siglo XII y XIII. En el interior de la catedral las paredes están decoradas con los 6.500 metros cuadrados de mosaicos, elaborados por los mejores artistas procedentes de Constantinopla (Turquía).

Cuenta la leyenda que el rey Guillermo II, apodado el Bueno, tuvo un sueño en el que la Virgen María le revelaba el lugar donde había un grandioso tesoro, para que lo empleara en una buena obra.

Guillermo II fue un gran amante del arte, y encargó la construcción de la catedral a los mejores artistas árabes, que adaptaran sus técnicas al cristianismo. El resultado fue uno de los mejores trabajos del arte. musulmán-normando.

La cátedra y el monasterio Benedictino de Monreale
La Catedral y el Monasterio Benedictino de Monreale.

Teníamos previsto visitar a primera hora de la mañana la Catedral de Monreale y su Monasterio, pero no fue posible.

Nos levantamos temprano para ir a recoger el coche de alquiler que teníamos reservado. Como la oficina de coches de alquiler estaba en el otro extremo de la ciudad y había una parada cerca de la oficina, la idea era ir en autobús. Los billetes de autobús se compran en los quioscos o en el mismo autobús. Nos costó mucho llegar a la oficina de coches de alquiler, porque no había forma de que nos vendieran el billete del bus.

Sabíamos que en Sicilia el trato al turista por parte de algunas personas es pésimo, incluso de desprecio y por el contrario otras muchas, son muy amables. ¡No hay termino medio!

Nos decían que no les quedaban tickets, lo cierto es que sí que tenían y no nos los querían vender. Decidimos hacer el camino a pie e ir probando suerte en los quioscos de camino a la agencia. Conseguimos comprar casi a mitad camino los billetes, con el consiguiente retraso en nuestros planes…

Y para colmo, a pesar de haber personal en la agencia, era una sola persona la que hacía las gestiones y sacaba el coche; el resto de empleados (tres más) no salían del fondo de la oficina. Tuvimos que esperar una hora y media en la agencia. Nos tocó practicar la paciencia. Finalmente casi a media mañana nos pusimos rumbo a Monreale. 

El interior de la cátedra de Monreale
El interior de la Catedral de Monreale.

La visita a la Catedral

El interior de la Catedral de Monreale es espectacular y sorprendente, nos dejó con la boca abierta. El enorme mosaico del Pantocrátor parece que preside toda la estancia, desde cualquier rincón de la catedral parece que te mira y desde luego nos deja impresionados en esa primera mirada o primer instante.

El enorme Pantocrátor de Monreale.
El enorme Pantocrátor.

¡Nunca había visto un Jesús o Cristo tan enorme, me hacía sentir observada y como una niña!

Los 6.500 metros cuadrados de mosaicos del siglo XII y XIII y las columnas de granito tienen capiteles romanos corintios. El techo del coro muestra influencias árabes.

Nuestra llegada fue de lo más oportuna, ya que estaban haciendo la misa del domingo: con un lleno absoluto, con música de órgano y los cantos de voces angelicales de un numeroso coro; fue una gran suerte el poder presenciar la misa.

Pasados unos diez minutos, y sin hacer demasiado ruido, nos dirigimos al Claustro que es otra maravilla de la Edad Media. Combina arcos de estilo árabe, capiteles esculpidos historiados, columnas geminadas que en ningún momento se repiten, y una hermosa fuente del siglo XII.

El Patio Benedictino

El patio del monasterio benedictino.
El claustro del Monasterio Benedictino.

Al poco de pasar al patio empezó a llover, lo que le dio todavía más encanto a la visita, con las paredes mojadas y el cielo tan gris de película de misterio.

Si el tiempo acompaña se puede subir a la torre, y contemplar por los estrechos ventanucos los bonitos mosaicos de la catedral.

Finalmente la guinda son las vistas desde el tejado de la catedral.

El claustro benedictino es una obra maestra de arte románico ¡es una maravilla! Tiene 228 columnas que sostienen a los capiteles y a su vez los arcos.

Los motivos de las bonitas columnas no se repiten, que por si solas son una belleza, algunas están talladas en la misma roca y otras tienen incrustados bonitos dibujos geométricos.

Todos los pares de columnas son gemelas, a excepción de las de las equinas donde hay grupos de cuatro. En una esquina del patio hay una fuente donde los frailes benedictinos hacían sus aboliciones.

En la guía que compramos decía que la fuente se inspira en tipologías morunas e hispánicas.
En la guía que compramos decía que la fuente se inspira en tipologías morunas e hispánicas.

Estuvimos más de una hora disfrutando y contemplando embobados las columna del claustro, donde se adivina por sus motivos que fueron creados por musulmanes.

Al final fue una gran suerte que lloviera, y así poder admirar el extraordinario claustro casi en solitario.

Las columnas y sus capiteles del patio del monasterio benedictino.
Las columnas y sus capiteles del claustro del Monasterio Benedictino.

Abandonamos Monreale para dirigimos con mucha excitación hacia Calatafimi y el templo griego mejor conservado: Segestapero eso te lo cuento en el siguiente artículo.

 

NOTAS VIAJERAS

Se puede subir también a los tejados de la Catedral y contemplar las vistas de la ciudad.

Se paga entrada para ver el claustro benedictino y para subir a la torre.

 

MAPA INTERACTIVO

 

SUSCRIPCIÓN

Suscríbete gratis a La Bitácora y recibe un aviso cuando publiquemos nuevas entradas...



4 thoughts on “La Catedral de Monreale y el Monasterio Benedictino, Sicilia

  1. alquiler coche sin chofer Roquetas de mar dice:

    Es un alivio encontrar a alguien que realmente sabe lo que están hablando en Internet . Con seguridad, que sabes cómo llevar un blog a la luz y que sea adictivo. Más personas tiene que leer esto.

  2. hola, tengo pensando viajar a Palermo en Febrero y me estoy encontrando problemas a la hora de reservar entrada online, no me sale nada disponible para esa fecha. no se en que fechas viajasteis vosotros, pero encontrasteis algún problema ?

    Me encanto el blog.

    Gracias

    1. ¡Muchas gracias Judith!

      Referente a las entradas…. uno de los encantos de Sicilia es que es algo caótica. Nosotros las compramos en ventanilla y no creo que tengas problemas en febrero, por ser temporada baja y más si vas a primera hora de la mañana. Si necesitas saber cualquier otra cosa, no dudes en preguntar.

      Desearte un feliz viaje y por favor pasa te por aquí a tu regreso, para saber como te fue.

      Carmen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *