Menu

Lo ideal en la visita es perderse por sus calles y pequeñas plazas, caminar sin rumbo y dejarse envolver por el encanto de la ciudad. Cuando estas allí entiendes por que hay tantos pintores que vuelven una y otra vez a pintar en sus calles.

Seguir leyendo la bitácora...