Menu

Combinando magistralmente el gótico con el barroco, la actual iglesia de San Nicolás se remonta al siglo XIII, posteriormente fue restaurada por la familia de los Borja, los Borgia en italiano, la conocida familia que consiguió llegar al papado en el Vaticano. Los frescos narran de forma diferenciada (en cada mitad de los techos) la vida y milagros de los dos santos y su posteriores muertes y ascensión a los cielos. Nos detuvimos en el altar mayor y delante de cada una de las representaciones de ambos lados, donde nuestro guía nos explicaba su significado con todo lujo de detalles.

Seguir leyendo la bitácora...