Menu

Costa Rica tiene un gran número de reservas que están muy bien acondicionadas, con guías naturalistas del propio parque. Se puede observar la fauna y flora con mucha facilidad, existen otros países como Nicaragua que tienen más fauna, pero no poseen la infraestructura que tiene Costa Rica que permite adentrarte en la selva, no sorprende que sea un destino eco-turístico, cada vez más popular.

Seguir leyendo la bitácora...
Pueblo cerca de Santa Elena

El viaje fue relativamente cómodo hasta la frontera nicaragüense, y una vez allí, estaban las mismas caras de unos días antes: los cambiadores de dinero revoloteando alrededor de los transeúntes que íbamos o veníamos, la señora que ponía cremita ofreciendo su servicio a grito pelao, los vendedores de refrescos en bolsas de plástico con pajita cómodamente sentados enfrente de su parada, el de los bolis feos, el que vendía cinturones, las señoras que vendían tortitas, papas, dulces y demás…

Seguir leyendo la bitácora...

La isla de Ometepe fue un santuario precolombino y los ídolos de piedra y petroglifos, algunos de ellos del 300 antes de nuestra era, así lo prueban. Hoy en día se siguen encontrando por toda la isla. También se pueden ver en los Museos El Ceibo en Ometepe, que constan del Museo Precolombino, sobre la cultura de los primeros pobladores de la isla, y el Museo de Numismática.

Seguir leyendo la bitácora...

Nos subimos al único barco que había en el puerto, a la parte de arriba para disfrutar de la brisa y ver la arribada a la isla. Ometepe, en el lago Nicaragua, es la mayor isla del mundo dentro de un lago de agua dulce. Declarada como Reserva de la Biosfera desde el año 2010. En nuestra visita podemos disfrutar tanto del bosque tropical como del bosque húmedo o bosque seco, además de Nebliselva con toda la flora y fauna que le acompaña. La isla está considerada por los nicaragüenses como Reserva Natural y Patrimonio cultural de la Nación.

Seguir leyendo la bitácora...

La portuaria Granada es neoclásica, barroca y colonial, sus calles de casas de adobe alineadas con puertas adinteladas, balcones y corredores junto a caserones de arquitectura colonial, con soportales o porticadas, amplios interiores, bellos suelos embaldosados y sobre ellos, las mecedoras, algo muy típico en Nicaragua, que le da un ambiente muy agradable y diferente al resto de los patios que vimos en el resto de Centroamérica.

Seguir leyendo la bitácora...