El Templo I, en la Gran Plaza de Tikal.

La primera etapa del viaje la hicimos con un minibús, paramos para hacer los tramites en el paso fronterizo entre Honduras y Guatemala. Continuamos camino hasta a Río Hondo, un apeadero desde donde continuamos en otro autobús de la empresa "Fuentes del Norte" que nos tenía que llevar a Flores, cerca de las ruinas mayas de Tikal.

Seguir leyendo la bitácora...

Recorrimos primero la Acrópolis con sus templos grabados con jeroglíficos y el bello Altar Q con los 16 reyes de Copán esculpidos, luego entramos en el Túnel de los Jaguares con sus tumbas y nichos, después atravesamos el Túnel Rosalila para contemplar el templo que hay bajo la estructura exterior, los mayas los construían uno encima de otro.

Seguir leyendo la bitácora...

Sobre la civilización maya se conocían la vida en los templos ceremoniales, sus juegos, ritos, etc., pero se sabía más bien poco de cómo viva el pueblo llano. El descubrimiento de estas ruinas, cambió los libros de historia, ya que el pueblo maya estaba mucho más avanzado de lo que se creía.

Seguir leyendo la bitácora...

Tras un registro del autobús por la policía, entramos al caer la noche en San Salvador. La ciudad es muy peligrosa, pero como en cualquier gran ciudad grande que no se conoce, la mejor compañía es el sentido común.

Seguir leyendo la bitácora...
La señora de marón, es la que ponía la cremita

En la oficina de la aduana de Costa Rica tras al bajar del bus nos asaltaron una docena de cambistas ilegales. Después tuvimos que pasar por una acera repleta de vendedores ambulantes de recuerdos, zapatos, bebidas, aperitivos y más cambistas de colones costarricenses. No teníamos ni idea de que hubieran aduanas así... con tanta vida, por decir algo.

Seguir leyendo la bitácora...

Fuimos al Parque Nacional de Cahuita, con las aletas y gafas acuáticas bajo el brazo, aunque de nada nos sirvieron puesto que está terminantemente prohibido entrar en el agua sin ir acompañado de un monitor, debido a las fuertes corrientes. De hecho no haba nadie en el agua.

Seguir leyendo la bitácora...
Enorme de coral de celebro en Boca de Drago

Ese último día en el archipiélago de Bocas de Toro iba a se el mejor, y además hacía todavía mejor tiempo que el día anterior, Fran nos dijo que primero nos llevaría al destino más lejano, a la Isla Pájaro, que seguro nos gustaría mucho porque según el era de lo más importante del archipiélago. Después a Boca de Drago, Playa Estrella, y por último al lujoso Acqua Lodge de Punta Caracol . ¡Vaya si tenía razón!

Seguir leyendo la bitácora...

Nos propuso el primer día ir a la Bahía de los Delfines, Cayos Zapatilla, Cayo Coral, la playa de la Rana Roja y Cayo Hospital. Y el segundo iríamos a Isla Pájaro, Boca de Drago, Playa Estrella y por último a el lujoso Acqua Lodge de Punta Caracol. Nos pareció bien, tampoco conocíamos la zona, así que nos dejamos asesorar.

Seguir leyendo la bitácora...