Menu

Me levanté con una ligera molestia en los pies, probablemente por el poco descanso que les dí la noche anterior, y con algo de expectación sobre cómo iban a transcurrir la excursiones de la mañana. Había un mal rollo desde la última hora del viernes, que casi nos amargó el espectáculo nocturno del sábado. Un pequeño grupo del autobús […]

Sigue leyendo...