Menu

Después de una refrescante ducha descansamos un ratito. Yo estaba muy cansada, había tenido un despertar muy agitado que me había dejado ya de buena mañana agotada… Cuando se hizo la hora nos fuimos a la puerta del hotel donde nos tenía que recoger la furgoneta para hacer la excursión nocturna. La tarde estaba lluviosa […]

Sigue leyendo...