Menu

Sobre estar reventados íbamos con paso ligero en dirección al parque Łazienkowski por la calle Książęca, quedaban como mucho dos horas de sol y si queríamos ver el parque teníamos que aligerar…. A mitad de camino me llamó la atención una iglesia en medio de una avenida de ocho carriles ¡ No había visto nunca nada igual!

Sigue leyendo...