Menu

Los caravasares turcos tienen una arquitectura selyúcida. Se crearon y se situaron en la ruta de la seda, entre las ciudades de Kayseri y Konya. El Valle de las Hadas está vivo, las formaciones nacen gracias a la lluvia y el viento y también mueren muchas de las "setas" una vez pierden el sombrerito por la erosión.

Sigue leyendo...