Menu

Al llegar a La Antigua, el conductor nos dijo que nos dejaría los últimos. ¡Menos mal que fue así! ya que cuando llegamos a la Escuela de Español La Unión, estaba cerrado y no había nadie. ¡Estaba cerrada a cal y canto! Se suponía que teníamos la reserva hecha hacía varios meses y nos estarían esperando…. […]

Sigue leyendo...