Menu

Europa, Italia

Scavi archeologici di Pompeya (17 días en Italia 6)

En el tren de camino a Pompeya nos comimos los bocadillos que compramos por la mañana en la estación.

 La parada de Pompeya no es una estación, es un apeadero, una vez se baja no hay pérdida ya que hay que seguir la calle llena de tenderetes hasta el final y a mano izquierda esta la entrada.

Como íbamos bien leídos, ya sabíamos que las tardes eran frías incluso en verano.

 Nos llevamos los abrigos y guantes algo incrédulos y nos vinieron muy bien dentro del recinto. ¡No nos pusimos el gorro porque no lo llevábamos encima!

Pompeya fue fundada en el siglo VII a.C. por los oscos sobre un lecho volcánico prehistórico, después cayó bajo la influencia de griegos y más tarde de los samnistas. En el año 80 a. C. se convirtió en una de las ciudades más prósperas del imperio romano. Por entonces la ciudad contaba con más de 20.000 habitantes y con gran cantidad de villas, palacios y templos. En el año 63 un terremoto la destruyó casi por completo. Cuando estaba ya muy reconstruida, dieciséis años después, ocurrió la gran erupción del Vesubio que la sepultó.

En el siglo II el emperador Tito quiso recuperarla, y más tarde Séptimo Severo, pero sin éxito. En 1594 el arquitecto Domenico Fontana, al construir un canal, se encontró con las ruinas de una calle bordeada de casas. Pero hasta 1748 no se iniciaron las excavaciones sistemáticas para la recuperación de los objetos artísticos, mandadas por Carlos de Borbón.

La entrada al recinto es por una cuesta que lleva a las termas y al prostíbulo con imágenes muy ilustrativas e informativas de posturas sexuales, imagino que para variar….

030_IMG_0482

Pompeya es enorme, se podría pasar perfectamente un día completo. Sólo pasamos la tarde y la apuramos al máximo hasta que nos cayó la noche, y cuando ya veíamos menos que “Pepe leche” y nos tuvimos que ir.

 Fue una gozada pasear por sus calles milenarias con muy pocos turistas, esto nos permitió disfrutar al máximo viendo los fragmentos de frescos de algunas viviendas, baldosas, altares, etc.

111_IMG_0508

Nota: A primera hora de la mañana suelen llegar el batallón de autobuses con cientos de turistas, sugiero visitarla a media mañana y/o por la tarde, sin las aglomeraciones y griterío que hay en las visitas turísticas masificadas. También recomiendo llevar zapatillas cerradas y ropa de abrigo si se va por la tarde, aunque sea verano.

3 comentarios

  1. Elvira

    No dejo de pensar cómo de grande fue la fuerza de un solo volcán para ser capaz de sepultar una ciudad de 20.000 habitantes. Saludos cariñosos.

  2. labitacora

    La verdad es que si, da mucho respeto.
    Un beso

  3. insure uk car in france

    So, why isn't there a G.M. Palmer in my state? $#%$!! But of course there probably are, they're just not at UR. In any case "quiet, self-imposed exile" is a subject I need to think and read about quite a lot. One nice thing about it is it overlaps a lot with TEOTWAWKI planning. It overlaps with everything else that's been on my mind recently, such as physical culture, Art of Manliness, paleolithic diet, monetizing the debt, and forecasts of rising prices.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.