Menu

América, Costa Rica

Los Museos del Jade y del Oro de San José, Costa Rica (Centroamérica Exprés)

Dejamos nuestro equipaje ya preparado, por si volvíamos con el tiempo justo para recogerlo y tomar un taxi para ir al aeropuerto.

Desayunamos en la pensión y ya nos fuimos al Museo de Jade. El museo está cerca de la Pensión la Cuesta, nos fuimos andando. IMG_2638Llegamos un cuarto de hora después de que abriera (de lunes a viernes de 8,30 a 16,30 y sábados de 10 a 14 horas). Este museo en su género es  uno de los más importantes del mundo. En  sus cuatro salas se observa jade, oro, cerámica y utensilios precolombinos. Está muy bien expuesto, clasificado por temas, y con carteles explicativos. No se hace nada pesada su visita, al contrario, es muy agradable aunque los guardias estén constantemente pendientes de que no se realicen fotos con flash.

IMG_2643En el Museo de Jade hay un apartado perteneciente a la Península de Nicoya, en el que vimos expuestos en una menor cantidad objetos precolombinos que en el Ceibo (Isla de Ometepe, Nicaragua). Había también expuesto un Perrito Xulo, urnas funerarias, adornos corporales, cerámica, petroglifos, piedras de moler, y por supuesto figuras y adornos de jade.

La península de Nicoya ha pertenecido tanto a Nicaragua como a Costa Rica, como también ha sido independiente a lo largo de su historia; en 1824 se anexionó finalmente a Costa Rica. Por lo que pudimos hablar con más de un nicaragüense la soberanía de este territorio ha sido y es un tema conflictivo.

Cerca del Museo del Jade se encuentra el Museo del Oro, o los Museos del Banco Central de Costa Rica es como realmente se llama. En su género también es uno de los más importantes del mundo. Está ubicado en un gran edificio y tiene tres niveles. Se accede a él tras bajar unas escaleras (nivel 1) donde están las taquillas, la entrada, tienda, cafetería, información, ascensores, el Museo de Numismática, y Sala Temporal donde se exhibían más monedas.
IMG_2809El Museo de Numismática (permanente) expone monedas que circularon en Costa Rica desde el año 1502 hasta la actualidad, billetes, troqueles, y boletos de café y banano. Resalta el colorido de los billetes y boletos, y lo bien expuesto que están. La sala es más bien pequeña y llama la atención que tiene detectores de presencia: sólo cuando te acercas a una vitrina se enciende su iluminación.IMG_2627

En el “nivel 2” alberga dos salas, una Sala Temporal, un auditorio y el Museo del Oro Precolombino comunicado con el “nivel 3”. Tras unas enormes puertas blindadas se accede a las salas.  En la Sala IMG_2736Temporal del “nivel 2” exponían artes etnológicas mediante grandes fotografías expuestas en grandes paneles que ocupaban toda la pared, y donde colgaban del techo, o sujetos en los mismos paneles, utensilios del grupo indígena que estaba fotografiado, el efecto visual era muy agradable.IMG_2797

El Museo del Oro Precolombino está ubicado en el “nivel 2” y el “nive l3”. Está expuesto de forma exquisita, en un golpe de vista se aprecia fácilmente lo expuesto. Los pasillos son amplios, las explicaciones concretas y formativas. En la rampa que lleva al “nivel 3” se exponen figuras a tamaño real con indumentaria de la vida cotidiana del pueblo indígena.

IMG_02810

Probándome un adorno de plumas

IMG_2782En mitad de la sala del “nivel 3” hay varias vitrinas donde se exponen también muñecos a tamaño real con la indumentaria que llevaban, rodeadas de vitrinas donde se exponía multitud de objetos y figuras de oro. Les pregunté algunas dudas a los guardas que estaban en el museo, que muy amablemente me respondieron. IMG_2737Me encantó como estaba expuesto porque las figuras centrales de las vitrinas ayudan a ubicar los objetos que se exponían en las vitrinas que les rodeaban.IMG_2800

Después de la visita pasamos por la tienda del museo, donde compramos dos posters: uno de colibrís y otro del bosque nuboso (que ya había visto en Santa Elena pero no pude comprar allá porque no les quedaba), fue una suerte encontrarlo… y un grato recuerdo de nuestro paso por la selva, de día y de noche.

Con todas nuestras cosas almorzamos en una hamburguesería que estaba frente al museo, andábamos ya con prisas y paramos en el primer sitio que vimos. Comimos con algo de tristeza siendo conscientes que eran ya nuestras últimas horas de nuestra gran aventura centroamericana, en lo que yo he llamado “Centroamérica Exprés”.

Opiniones:

El Museo del Jade: Muy recomendable con representación histórico-arqueológica a través de sus cinco salas. La palabra que define al museo es “impresionante”.

El Museo del Banco Central consta de tres niveles: El primero alberga el Museo de Numismática desde el año 1502 hasta la actualidad, el segundo es para exposiciones temporales, y entre este y el tercero se ubica el El Museo del Oro Precolombino.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.