Menu

Comunidad Valenciana, España, Europa

La pólvora en Valencia

Cada 1 de Marzo en la ciudad de Valencia empiezan les mascletaes en la Plaza del Ayuntamiento a las 14 horas, al grito de la Fallera Mayor: “Senyor Pirotècnic, pot vosté començar la mascletà”,  Señor pirotécnico puede usted empezar la mascletà. Y al igual que un director de orquesta, pero con batuta de fuego y con mayor o menor acierto, se inicia una melodía de truenos que culmina con un terremoto.

Poca horas antes de la mascleta

Minutos antes de empezar

A las 13:45 el pirotécnico lanza una carcasa explosiva que anuncia que en breve empezará el espectáculo. Cuando faltan cinco minutos se lanza otra, y sobre a las 14:00, cuando se lo indican, empieza su sinfonía.

Empieza la mascleta

Las mascletaes nos recuerdan que en Valencia tenemos los pirotécnicos más galardonados y solicitados internacionalmente. A día de hoy el pirotécnico está en una continua investigación química con soporte eléctrico; con estudio, experimentación e innovación, intenta sorprender a un público mayoritariamente entusiasta. Es muy importante que durante el concierto, se tenga la boca entreabierta para no dañar los oídos.

¡Quien presencia por primera vez una mascletà, o le horroriza o le entusiasma, no hay término medio!

Las Mascletàes congregan a una multitud de valencianos expectantes y ansiosos por respirar el olor de la pólvora, sentir como el suelo tiembla bajo los pies, ensordeciendo los oídos con la limitada quema de 120 kilos de pólvora, y tener que entrecerrar los ojos por la luminosidad del sol y la descarga de carcasas abiertas, serpentinas y truenos.

Para mí una buena mascletà es algo único, como también lo es para una  gran mayoría de valencianos. En el pueblo donde nací, tuve la suerte de haber vivido enfrente del parque donde en cada fiesta montaban la mascletà, que no se limita sólo a las Fallas sino también a las fiestas patronales: en las fiestas de San Sebastián, el Día del Cristo, la Virgen de Agosto, el día de Navidad, etc.

!El olor a pólvora lo inunda todo!

Siempre me han entusiasmado, en mi memoria está muy presente que mi padre solía regañarme porque me aproximaba mucho. Desde muy pequeña las he visto junto a mi padre, y posiblemente se quemaban más pólvora en mi pueblo en aquel entonces que ahora en Valencia con la normativa de la Comunidad Europea, que no tienen la cultura de manejo de los petardos que desde niñ@s tenemos la gran mayoría de valencianos: el uso que se puede o no hacer dependiendo del tipo de petardos. No todos son igual de peligrosos.

Lo que más me gusta de la mascletà es el terratremol (terremoto) final, sentir el pitidillo en mis oídos, vibrar al unisono con el suelo, sentir el humo en mi cara impidiendo ver los colores de las carcasas, al tiempo que degusto y huelo la pólvora! Todos mis sentidos disfrutan en una mascletà, y junto con todos los asistentes arrancamos con fuertes aplausos y una gran ovación hacia el pirotécnico.

Tras la mascleta

Antes lo sacaban a hombros; hoy no se puede, es imposible gracias a la Comunidad Europea que ha impuesto tantas y tantas medidas de seguridad. Ahora ponen tantas vallas de seguridad que impiden el acercamiento a donde de verdad está la acción, y la drástica bajada en la cantidad de pólvora quemada ha quitado bastante emoción.

A partir del día 15 de Marzo, más de un centenar de pirotécnicos alzan sus batutas de fuego para exaltar a la tierra valenciana. Esos días se habilitan más trenes de cercanías desde todas las poblaciones cercanas hasta Valencia, a partir de las doce del mediodía.

Los preparativos

Por otra parte, durante esa semana y hacia las 8 de la mañana, las distintas comisiones falleras realizan la Despertá: después de haber dormido muy poco, los falleros y falleras se reúnen todas las mañanas en su Casal para salir en una peculiar procesión cuya finalidad es despertar con petardos a todo aquel vecino que todavía esté durmiendo (casi todos).

En pocas horas se quemara toda la polvora

La noche del 18 al 19 de Marzo, sobre la 1 o 2 de la madrugada, cuando llega la fallera Mayor de Valencia justo después de entregar su ramo en la Ofrenda a la Virgen de los Desamparados (ella es la última en ofrecer sus flores a la Xaperudeta), empieza en el viejo cauce del río Turia els Castells (Los fuegos artificiales).

Los operarios que nos hicieron disfrutar “La nit del foc”

!Unas horas después¡

Imagino que los llamamos Castillos porque la pólvora parece hacer castillos en el aire. La última noche antes de la Cremà de las fallas es La Nit del Foc, Noche del Fuego, donde se suele disparar un gran Castell.

Las palmeras, son de las que más me gustan.

Aquí nos ponemos las botas porque la pólvora forma parte de nuestras vidas, una tradición tan arraigada como en el pueblo chino. Está presente en cada celebración, la valoramos mucho, y los pirotécnicos de todo el mundo sabedores de ello suelen probar y experimentar en Valencia sus creaciones. Saben que si triunfan aquí el éxito lo tienen asegurado allá donde vayan.

!Espectacular!

Aparte de en las fiestas de las fallas, hay en Valencia otro día importante de fuegos artificiales: la noche del 8 al 9 de Octubre, día de la Comunitat Valenciana, se celebra en el viejo cauce del río Turia el Festival Internacional de Pirotécnica, que en ocasiones puede superar en belleza y duración a la Noche del Fuego.

 

¡Felices viajes!

NOTAS:

Si se desea vivir el ambiente fallero y no se encuentra Hotel en Valencia, sugiero que lo intentéis, en los alrededores.

Desde el 15 de marzo La red de cercanías de RENFE, pone muchos trenes especiales, tanto diurnos como nocturnos, que permite que no te pierdas una!

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.