Menu

Comunidad Valenciana, España, Europa

La Capilla Sixtina valenciana

Según publica el diario “el Periódico” a la iglesia de San Nicolás de Bari y San Pedro Mártir se la conoce como La Capilla Sixtina valenciana, por el comentario del restaurador Gianluigi Colalucci, quien dirigió la ultima restauración de la Sixtina del Vaticano, obra de Miguel Ángel.

La restauración, con un presupuesto de 4,7 millones de euros fue realizada por la Universitat Politècnica de València y el Arzobispado de la ciudad, y la financiación de la Fundación Hortensia Herrero, que desde 2012 se promueve la recuperación, y el desarrollo cultural de la Comunitat Valenciana.

La iglesia de San Nicolás es un bello ejemplo de la convivencia del estilo gótico de la estructura del templo (del siglo XIII y reformado en el XV por de la familia Borja) y del barroco.

IMGP8505

Autorretrato del pintor

IMGP8785

La cúpula principal de la Basílica de la Virgen de los desamparados

Quisiera mencionar el importante dato de que en la Capilla Sixtina se trabajo sobre una superficie de 800 metros cuadrados y en San Nicolás sobre una superficie de 1.904 metros cuadrados, datados en el 1700, fueron pintados por el pintor barroco Dionís Vidal, alumno aventajado de Antonio Palomino, quien la diseño y pinto la cúpula principal de la Basílica de la Virgen de los desamparados. El restaurador Gianluigi Colalucci, destaco la importancia y belleza del hallazgo y asesoro al equipo de los 100 profesionales que trabajaron en el ambicioso proyecto. Fue dirigido por el arquitecto Carlos Campos y por Pilar Roig, catedrática e investigadora del Instituto de Restauración del Patrimonio de la Universitat Politècnica de València.

IMGP8604

La entrada

La iglesia no es fácil de encontrar, pasa desapercibida pese a estar en pleno centro histórico, en la Carrer Caballers, nº 35. Se accede a través de una pequeña puerta metálica en la que cuelga un cartel con el horario de visitas. Después de un pasadizo ajardinado se encuentra la entrada, donde se puede optar a la visita libre, o guiada para grupos de hasta 15 personas. La visita guiada cuesta 3,50 € por persona. Escogí la visita guiada y fue un acierto.

IMGP8535Tras un vestíbulo se accede a una de las puertas que conduce a la Iglesia ¡Al mirar los frescos del techo de casi 2.000 metros cuadrados, me quedé con la boca abierta!

Cerca del rosetón de una de las entradas, por la que no se puede acceder, hay una exposición dentro de un pequeño recinto dentro de la misma iglesia, donde se explica la restauración a través de fotografías de la Universitat Politècnica de València sobre la técnica que descubrieron y después han utilizado para la restauración.

IMGP8533Se trata de una técnica muy innovadora, en la que se utilizan bacterias que son específicamente cultivadas para eliminar las capas de suciedad que cubren la pintura. Además no son contaminantes y tampoco son peligrosas para los restauradores.

La iglesia, que se construyó sobre una antigua mezquita, pertenece a las doce primeras iglesias que se fundaron en Valencia, y fue declarada en 1981 Monumento Histórico Artístico Nacional.

Combinando magistralmente el gótico con el barroco, la actual iglesia de San Nicolás se remonta al siglo XIII, posteriormente fue restaurada por la familia de los Borja, los Borgia en italiano, la conocida familia que consiguió llegar al papado en el Vaticano.

Los frescos narran de forma diferenciada (en cada mitad de los techos) la vida y milagros de los dos santos y su posteriores muertes y ascensión a los cielos. Nos detuvimos en el altar mayor y delante de cada una de las representaciones de ambos lados, donde nuestro guía nos explicaba su significado con todo lujo de detalles.

Vídeo explicativo sobre la restauración http://www.sannicolasvalencia.com/

Entre las curiosidades que nos explicó el guía: San Nicolás de Bari era turco y no de Bari (Italia), ni tan siquiera la pisó. Además de que este santo en la versión pagana es Papá Noel (Papa Nicolás en español).

San Pedro Mártir o de Verona, este sí que era italiano, en concreto de Verona, se le representa con un cuchillo porque fue asesinado así…

IMGP8472Otra curiosidad es que los frescos no son lo más valioso, lo más importante es el retablo de la Capilla del Bautismo.

Nos habló de que uno de los problemas que ocasionaron el deterioro fue el humo de las velas que iluminaban antiguamente las iglesias; ahora son de leds…  Otro problema es la humedad, cuya mejor solución para evitarla es ventilar bien la nave, para ellos se ha instalado en las vidrieras un mecanismo para que se abran automáticamente de manera periódica.

3 comentarios

  1. María Teresa

    Muy buena explicación,Carmen, muy completa. Es extraordinario ¡bacterias que se comen la suciedad! Muchas gracias.

  2. Elvira

    Labitacora, a mi también me ha llamado la atención eso de las bacterias para eliminar las capas de suciedad, no lo sabía. Cuando vuelva a Valencia, intentaré visitar esta iglesia y más si está en el centro histórico. Poquito a poco vamos descubriendo cosas nuevas que no son tan famosas entre los viajeros. Un saludo cariñoso desde Barcelona.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.