Menu

África, Marruecos

El Jardín Majorelle de Marrakech

Entre risas disfrutando del paseo en la calesa, llegamos al Jardín Majorelle en la Avenida Yacoub El Mansour.

En la calesa por MarrakechLa entrada es de pago, no está incluida la del museo del interior, que se paga aparte en el museo. 

Los jardines están cerca de la estación de autobuses, lejos del centro y de la medina, y muy cerca del famoso Palmeraire. En la agencia nos dijeron que como nosotros íbamos días más tarde al sur de Marruecos, que mejor no fuéramos, de lo contrario es una buena opción para hacerse una idea de lo que se ve en los oasis.

Todas las guías turísticas recomiendan la visita a los jardines Majorelle.

La fuente de la entrada

Jacques Majorelle, pintor francés, se instaló en Marrakech en 1917 y se construyó una villa con su hermoso jardín diseñados por él, también decoró y pintó las puertas y los azulejos.
La villa la compró más tarde el modisto francés Yves Saint Laurent.

Lo que visita el viajero es el jardín, la villa es privada.

Después de pagar la entrada, me dio la sensación de que sólo la pueden pagar los turistas, de hecho sólo vi a turistas, el precio de la entrada era como unas cinco veces lo que costaban las entradas a los museos que visitamos por la mañana.

Al entrar en los Jardines Majorelle, se siente el frescor que desprenden las plantas y sus fuentes, pero sobre todo lo limpio que estaba el suelo y todo en general.

En el jardín hay bancos que invitan a sentarse, a relajarse y escuchar el canto de los pájaros.

Vista desde uno de los pabellones

Vista desde uno de los pabellones

El estanque central

El estanque central

Abundan el bambú, los cactus enormes, las palmeras altísimas, los helechos gigantes.

Al museo, sólo entre yo, me pareció interesante, pero como los carteles no están en español, me enteré de poco.

Saliendo del museo en el interior del Jardín Majorelle

Tras salir del museo bereber

Después de la visita regresamos a la calesa y continuamos el paseo bordeando la muralla. Casi sin darnos cuenta llegamos a la puerta de nuestro hotel. Ese día teníamos previsto ir a un restaurante de comida típica marroquí: Al Fassia.

 

NOTAS VIAJERAS

Los precios de los museos están marcados en las entradas, y referente a los taxistas, nos cobraron en los desplazamientos justo lo que nos dijeron en la agencia. Es una buena opción para desplazarse.

La web oficial del Jardín Majorelle.

 

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.