Menu

América, Nicaragua

El Volcán Masaya, Nicaragua (Centroamérica Exprés 21)

Según la leyenda se hacían ofrendas humanas para calmar a la diosa del fuego, Chaciutique. Más tarde, los cristianos creyeron que era una puerta al infierno y por ello pusieron una gran cruz en la cresta del cráter. El volcán permanece activo. ¡Es emocionante escuchar los rugidos y ver las fumarolas!

El Parque Nacional Masaya está abierto diariamente de 9:00 a 16:45 y los extranjeros pagamos entrada. Está a 23 Km. al sur de Managua por la carretera a Masaya y a unos 4 Km. antes de llegar a ésta. Se puede ir hasta la entrada del parque montando en los autobuses que van de Managua a Masaya o a Granada, pero luego hay que andar un poco.

Las erupciones de los volcanes Masaya y Nindiri han creado un paisaje espectacular de lava que se alterna con bosques, lo más impresionante es IMG_1577el Cráter Santiago que tiene 500 metros de ancho y 200 de profundidad. Al él se accede a través de una carretera asfaltada que llega hasta el mismo cráter y tiene aparcadero.

Como llegamos a media tarde tuvimos el privilegio de contemplar el atardecer y los cientos de loritos que sobrevolaban nuestras cabezas en dirección a su refugio nocturno. Nos sorprendió que en el cráter anidaran los loritos y no se asfixiaran con sus gases, que son realmente fuertes y marean un poco si estas un ratito.

Ya oscureciendo nos fuimos al pueblo de Masaya, famoso por sus artesanías, aunque no lo pudimos disfrutar mucho porque una fuerte lluvia nos lo impidió. ¡Menos mal que no nos pilló en el volcán!

Ya con la noche a cuestas, tuvimos otra magnifica velada después de cenar con Lili y Carolina, y cómo no, con recomendaciones sobre la visita a Granada que teníamos prevista para el día siguiente.

Carolina y Lili se despidieron de nosotros antes de acostarse, ya que tenían que madrugar mucho para ir a sus respectivos trabajos.

 

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.