Menu

América, Panamá

Reserva Natural de Bastimentos, Panamá (Centroamérica Exprés 2)

Creo que antes de poner el segundo pie dentro de la cama, me quedé dormida profundamente.

El día anterior quedamos con Fran, la persona que nos llevó a la isla de Bastimentos, para hacer los dos días las excursiones con él en su pequeña barca. Nos propuso el primer día ir a: La Bahía de los DelfinesCayo Zapatilla, Cayo Coral,  la playa de la Rana Roja y Cayo Hospital. Y el segundo iríamos a: La Isla Pájaro,  Boca de Drago, Playa Estrella y por último a el lujoso Acqua Lodge de Punta Caracol. Nos pareció bien, tampoco conocíamos la zona, así que nos dejamos asesorar.

Fran trabajaba para él y eso nos gusto, podíamos acortar o alargar las visitas e ir a nuestro aire, además era más económico, y lo más importante, contribuíamos a la riqueza local. Normalmente las barcas para los turistas son mucho más grandes, para una veintena de personas ¡Tanta gente junta suele impedir disfrutar de los sonidos y a veces también de las vistas!

 El desayuno del hotel Hotel Caribbean no estuvo a la hora acordada, y además de escaso! Por 10 $ unas galletas industriales con su bolsita, zumo y café aguado ¡La noche anterior por 15$ en el Bar Restaurante Roots cenamos los dos…!

 Las tres noches con el desayuno, las reservamos con antelación, cosa que ya no podíamos cambiar… pero aprendimos de ello.

El día salió con alguna nube, pero por lo menos no nos llovía como el día anterior cuando llegamos a las islas, ¡el día prometía!

IMG_9414

La Bahía de los Delfines

Estábamos muy emocionados con la idea de poder ver delfines en libertad. Llegamos con el culo un poco magullado por los botes de la barca hasta la Bahía de los Delfines, donde pudimos avistar a varios de ellos nadando y jugando en libertad, de lejos, pero los vimos.

IMG_9735

Jose en Cayo Coral

Pasado un rato nos pusimos rumbo a Cayo Zapatilla donde pudimos disfrutar, para nosotros solos, de unas de las mejores playas paradisíacas que existen, y escenario de varias ediciones de “Supervivientes”. En la misma playa encontramos un tortuguita, a la cual le hice todo un reportaje. Más tarde Fran nos llevó hasta el embarcadero de un bar en Cayo Coral donde se puede comer. Allí fue la primera vez que hicimos snorkel en el Caribe. Creo que Jose estaba más emocionado que yo. ¡Era fantástico, estábamos viendo al natural los documentales de la 2!

IMG_09744

Morena escondida entre los corales

¡Qué maravilla, cuántos corales! ¡Aquello era un sueño hecho realidad!

Luego fuimos a la popular playa de la Rana Roja, característica por sus endémicas ranitas rojas. IMG_9523Para entrar se paga en la taquilla que se encuentra en el mismo embarcadero. Recorrimos un sendero que nos llevó hasta la playa, y tal como nos había dicho Fran, aparecieron dos niños y una niña que nos enseñaron las insólitas ranitas rojas y nos pidieron un dólar. Estamos en contra de este tipo de cosas, pero decidimos hacer una excepción y les dimos un dólar a cada uno.

El día terminó con la excursión a Cayo Hospital, un antiguo hospital, donde pudimos bucear entre corales y peces tropicales. Nuestra excursión finalizó al las 16:30.

IMG_9562

El Bar Restaurante Roots.

Después de una ducha y ración extra de spray anti-mosquitos, nos queríamos ir a cenar en nuestro local favorito con la mala fortuna de que nos cruzamos con el gerente de nuestro hotel, que nos  presionó para que cenáramos en el restaurante del hotel. Nos preguntó lo que queríamos para cenar (nos dijo lo que tenía) y a qué hora, para que la cocinera lo descongelara…  ¡Increíble, congelado en una isla pesquera! y tontos de nosotros le dijimos que sí. Cenamos por el doble de precio que en el  Bar Restaurante Roots. Nos pareció muy caro. Hoy no cenaríamos allí ni de coña, pero bueno, de los errores se aprende.

 

 

Nota *Siempre es mas barato negociar las excursiones con personas locales y se contribuye a la economía local

 

 

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.