Menu

América, Nicaragua

León de Santiago de los Caballeros, Nicaragua (Centroamérica Exprés 6)

El trayecto a León se me hizo corto, estuvimos hablando con una encantadora y curiosa profesora nicaragüense durante casi todo el desplazamiento. Las personas que iban en el bus nos aconsejaron que al llegar a León, como íbamos tan cargados, mejor cogiéramos un taxi que nos llevara al hotel. Resultó que el hotel no estaba tan lejos,  “sólo” llevábamos las dos mochilas grandes y el equipo de buceo. En casa de mi amiga dejamos las mochilas pequeñas llenas y en la Pensión la Cuesta de San José dejamos también los regalos que compramos en Panamá. Osea, que para entonces íbamos “ligeros” y después de tanto desplazamiento ya estábamos acostumbrados al peso de nuestras mochilas.

León fue capital de Nicaragua durante doscientos años y hasta 1851, fecha en la que pasó a ser Managua su capital.

 IMG_0251 León de Santiago de los Caballeros, su nombre completo. Es una de las mayores ciudades coloniales, y que mejor se conservan de América. IMG_0304 Nos cautivó desde un principio, con sus casas solariegas con balcones forjados, hermosos pilares y de iglesias con una arquitectura muy característica, algo descuidadas pero con mucho encanto. Pero sobre todo por la calidad humana de todas las personas que nos cruzamos… Fue un placer pasear por los barrios de San Juan, Laborio, Subtiava y San Felipe… 

Nos llamó la atención que el taxi se paga por persona, y no por trayecto como es costumbre en Europa, también el hecho de que el taxista conforme iban bajándose los pasajeros recogía a otros nuevos.

En más de un diario habíamos leído que esto era una práctica habitual en algunos países, compartir taxi y que a más de un viajero lo había atracado en el asiento de atrás, que la mayoría de los taxistas se desentendían de ello. Al comprobar a mitad de trayecto, que en León también era práctica habitual, me causó una gran inquietud… pero llegamos al hotel sin problemas.

Ana Carolina, nos había reservado en el céntrico Hotel colonial Los Balcones, donde nos atendieron muy bien y el desayuno es copioso.

Poco después de llegar salimos a almorzar al restaurante El Sesteo. La ubicación del restaurante es extraordinaria, esquina con los dos parques más céntricos de la ciudad: a un tranquilo parque salpicado de murales sobre la revolución sandinista, y a la plaza de la Catedral con un animado parque frente a su fachada principal. Su buena comida nica y sus atentos empleados hicieron que regresáramos allí para cenar y a desayunar al día siguiente.

IMG_0253

Después de comer pasamos por la oficina de turismo y contratamos los servicios de un guía para la Catedral.

IMG_0276 Realizan tres excursiones guiadas diferentes (sótano, iglesia donde descansa Ruben Darío, y el campanario), IMG_0274nosotros hicimos la visita en la que se nos mostraba el campanario y luego se subía a los techos de la Catedral, desde donde se podía contemplar una magnífica vista de toda la ciudad, custodiada por los volcanes Cerro Negro, Momotombo, Telica, San Cristobal, etc

 Séptimo día

Al igual que la noche anterior, después de desayunar estuvimos paseando por las calles de León, en las que se respiraba tranquilidad.  En ningún momento tuve sensación de inseguridad .

A medio día tomamos el autobús internacional para dejar Nicaragua y dirigirnos a San Salvador y acercarnos a nuestro siguiente destino: Joyas de Cerén, en El Salvador.

Decidimos hacer esta pequeña parada en nuestro viaje para poder ver las excavaciones del único poblado maya visitable; no podíamos pasar por allí sin detenernos para verlo. Me costó un poco convencer a Jose, pero me vió tan entusiasmada que al final accedió a que pasáramos una noche en San Salvador, y emplear medio día en la visita, para después continuar nuestro camino a Guatemala.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.